Lectura y Signo. Revista de Literatura inicia su peregrinación en estos primeros meses de 2006. ¡Ojalá que este viaje sea largo y duradero! Tal vez nuestro deseo principal es que Lectura y Signo sea un ámbito de libertad para la expresión de la crítica y también de la creación literaria. En nuestro ánimo está la intención y voluntad de que en Lectura y Signo se den cita todos aquellos que quieran reflexionar sobre la literatura escrita en castellano y quienes quieran rendir su tributo a las Musas. Deseamos que en Lectura y Signo se puedan dar cita todas las reflexiones crítico-literarias que se ocupen de la literatura española, en cualquiera de sus etapas y épocas históricas, miradas en todas las direcciones y sentidos posibles; de ahí que en el concierto intertextual todos los autores del decurso histórico de la literatura española pueden ser objeto de estudio. Lectura y Signo tiene que ser un espacio propicio para la reflexión sobre la literatura española, en su diversidad y mixtura genérica, en su pluralidad tonal y en todos sus códigos y registros expresivos. Además, también nos gustaría que en este ámbito intertextual se hiciera realidad aquella vieja aspiración clásica del hermanamiento de las artes y de las distintas disciplinas humanísticas, de manera que la literatura se debata en permanente diálogo con otras manifestaciones artísticas, como la pintura o la música. No importa cuál sea la perspectiva de estudio que se adopte ni el método de asedio que se use: todos los enfoques y procedimientos analíticos serán perfectamente válidos para adentrarse en el conocimiento del vasto cuerpo de escritores y obras de nuestra literatura.

No han sido pocas las ilusiones depositadas en Lectura y Signo y queremos compartirlas con todos aquellos que aún creen posible encontrar un espacio común, tolerante y democrático, donde exponer en voz alta las ideas, ya sea desde la disidencia o desde la complicidad, de forma que todos podamos enriquecernos con este fluido diálogo crítico y creativo, que, a su manera, contribuirá a la construcción de nuevos horizontes teóricos, es decir, utópicos.